La aceptación de la muerte en la religión católica

muerte el religion catolica
Guía Duellum
La muerte en el catolicismo
Febrero 23, 2024
6 min
Duellum, una guía sobre celebraciones funerarias religiosas elaborada por Audir (Asociación Unesco para el Diálogo Interreligioso) y Mémora. Un 55,4% de la población de España se consideraba católica, ¿cómo es un funeral en el catolicismo? 

Duellum, una guía sobre celebraciones funerarias religiosas elaborada por Audir (Asociación Unesco para el Diálogo Interreligioso) y Mémora. Un 55,4% de la población de España se consideraba católica, ¿cómo es un funeral en el catolicismo? 

Según el Centro de Investigaciones Sociológicas, en noviembre de 2022, un 55,4% de la población de España se consideraba católica. Aunque la cifra ha ido disminuyenfo en los últimos años, aun sigue siendo la religión mayoritaria y una estadística significativa a la hora de señalar que el funeral más escogido es el católico.

 

La Asociación Unesco para el Diálogo Interreligioso (Audir) ofrece una guía sobre celebraciones funerarias religiosas, en la que ha participado, para lo concerniente a la ceremonia católica, el Centro de Pastoral Litúrgica de Barcelona para hablarnos de los ritos católicos al final de la vida. Cuando llega la muerte, en el catolicismo se celebran las exequias para situar ante la misericordia de Dios al difunto. Sin embargo, estas pueden llevarse a cabo con misa o sin misa. La misa es la plegaria más importante de la Iglesia católica. La diferencia entre unas exequias y otras es la celebración de la liturgia de la eucaristía. El resto de pasos es el mismo.

 

La ceremonia se inicia con una introducción en la que el celebrante realiza el saludo inicial, unas palabras de introducción, procede al encendido del cirio pascual y realiza una oración que indica el motivo del encuentro de los presentes ante Dios. A continuación, prosigue con la liturgia de la palabra en la que puede haber dos o tres lecturas, siendo la última siempre del evangelio. En las exequias con misa se procede a la liturgia de la eucaristía que consiste en la preparación de los dones y oración sobre las ofrendas, la plegaria eucarística, el Padre nuestro, el gesto de paz, la fracción del pan, la invitación a la comunión, la comunión y la oración después de la comunión.

Cuando llega la muerte, en el catolicismo se celebran las exequias para situar ante la misericordia de Dios al difunto. Sin embargo, estas pueden llevarse a cabo con misa o sin misa. La misa es la plegaria más importante de la Iglesia católica. La diferencia entre unas exequias y otras es la celebración de la liturgia de la eucaristía. El resto de pasos es el mismo.

El siguiente paso en ambas exequias es la última recomendación y despedida del difunto y consta de las siguientes partes: invitación a la oración, la aspersión del cadáver, como recuerdo del bautismo (también puede hacerse durante el canto), el canto de despedida al difunto o, si no se puede cantar, rezo del responsorio, o unos momentos de silencio. Si se desea, palabras de agradecimiento de alguno de los familiares o amigos y la oración final. Después de la oración final, viene ya la conclusión del rito. El rito conclusivo se desarrolla de la siguiente manera: el celebrante puede decir, desde el presbiterio, una de las dos antífonas que se indican (o las dos como si fuesen una sola). Luego dice las tres invocaciones. Mientras dice la primera hace la señal de la cruz sobre el féretro. Luego, omitida la bendición, despide a la asamblea con las palabras habituales: “Podéis ir en paz”.

 

Finalmente, el celebrante puede dar el pésame a los familiares más cercanos y a continuación se conduce el cadáver hacia la puerta de la iglesia u oratorio, seguido de los familiares y el resto de la asamblea.

Las ceremonias de despedida pueden realizarse en la iglesia o en el mismo tanatorio y la familia puede elegir si celebrar una misa o un responso.

MÁS ALLÁ. Los católicos practicantes creen en la resurrección de los muertos y la vida eterna. La primera novedad del cristianismo, con respecto al judaísmo, es que Jesús anticipó la gloria futura, a ello sigue que su resurrección de entre los muertos hace también real la anticipación de la resurrección de los que han sido unidos a Cristo. Es decir, los que, por medio del bautismo y de la fe son de Cristo, participarán también de su plenitud, serán para siempre suyos. Dios quiere salvar a todos en Cristo.

 

El juicio final de Dios coincide, asimismo, con el regreso del Señor Jesús. Dios ha confiado el oficio de Juez al que es también un hermano: el juicio no lo hará un extraño, sino el que ya es conocido por la fe. Así, el juez que vendrá al encuentro no será como una persona desconocida, sino uno que conoce a fondo la naturaleza humana, porque la ha llevado sobre sus hombros. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
También te puede interesar
diversidad religiosa
Marzo 26, 2024
6 min
Mémora y AUDIR elaboran una guía detallada sobre las ceremonias funerarias en el islam, con la co...
entrevista
Marzo 18, 2024
6 min
Laura Morro, trabajadora social sanitaria y Jefa de la Unidad de Trabajo Social del PSMAR. El tra...
entrevista
Febrero 22, 2024
6 min
Entrevista a Carmen Torella, terapeuta de gestión emocional. Se dedica a acompañar a personas que...