Cumplir con la voluntad de la persona que se marcha debería de ser un ‘mantra’ para todo profesional de la salud

Raquel Olaya
El agradecimiento de los cuidados paliativos
Mayo 20, 2022
6 min
Raquel Olaya es enfermera asistencial en el servicio de Cuidados Paliativos Domiciliarios. Como docente le fascina motivar a nuevas generaciones y con su experiencia tiene claro que "cumplir con la voluntad de la persona que se marcha debería de s...

Raquel Olaya es enfermera asistencial en el servicio de Cuidados Paliativos Domiciliarios. Como docente le fascina motivar a nuevas generaciones y con su experiencia tiene claro que "cumplir con la voluntad de la persona que se marcha debería de ser un ‘mantra’ para todo profesional de la salud". 

¿A qué te dedicas profesionalmente?
En la actualidad, me encuentro trabajando como enfermera asistencial en el servicio de Cuidados Paliativos (CP) Domiciliarios; como enfermera docente para la Universidad como profesora asociada; y además soy doctoranda en La Escuela de Doctorado, con un proyecto nacional muy interesante de la Cátedra We Care

Estuve colaborando como redactora y coordinadora en el Geribloc de la Societat Catalana de Geriatria i Gerontologia, actividad que me enriquecía y motivaba mucho, probablemente lo retome en algún momento. 

 

¿Cuáles son los dos retos más importantes que tienes ahora mismo desde tu vertiente profesional?
Creo que mi reto más importante en estos momentos es seguir siendo feliz con mi dedicación laboral, debido a que requiere mucha organización del tiempo personal. El reto más importante que siempre me he impuesto como enfermera de CP es poder facilitar la vida a aquellas personas que se encuentran en una situación frágil de enfermedad avanzada terminal (ya bien sea oncológica, crónica o longeva); poder acompañar a las familias de estas personas desde la línea más humilde y respetuosa posible. 

Como docente me fascina la idea de motivar a nuevas generaciones, traspasar los conocimientos que pueda aportar (¡Porque el aprendizaje es continuo y mutuo!), escuchar sus dudas y anhelos e impulsar su vertiente para que se encuentren como profesional de la enfermería. El mundo necesita más personas que se dediquen al resto de este modo tan particular como lo hacemos nosotras: compasivas, empáticas, asertivas y sinceras, entre otros.

Y por último, el espíritu de seguir actualizándome y aprendiendo constantemente. Por eso emprendí el camino del doctorado, es uno de mis objetivos personales más íntimos e importantes que me he fijado. 

"El mundo necesita más personas que se dediquen al resto de este modo tan particular como lo hacemos nosotras: compasivas, empáticas, asertivas y sinceras, entre otros"

Desde el punto de vista profesional, ¿cuál es tu peor recuerdo?
El peor recuerdo… Tiene un sabor ‘agridulce’. Se trata de mi primer caso como enfermera de Cuidados Paliativos Domiciliarios atendiendo a personas con Covid. ¿El escenario? Un hotel. ¿La banda sonora? El coronavirus. Recuerdo aquella tarde con el más mínimo detalle y, aunque no puedo exponer con la transparencia que me gustaría, por respeto a la persona y su núcleo familiar, sí compartiré el por qué se trata de un recuerdo ‘agridulce’.

En primera instancia, mi experiencia en pandemias era nula… Aspecto que agravó mi impacto y nerviosismo delante de una situación donde apenas podía hablar sin marearme, con aquel traje que bauticé como el de ‘astronauta’ (las famosas EPIs -Equipos de Protección Individual-); y donde me sentía totalmente descuidada delante de una situación absolutamente frágil. La inexperiencia y el traspaso afectivo, me llevó a sacar a una Raquel que no conocía. El asombro fue, y aquí viene la parte dulce, que al día siguiente nos esperaba un agradecimiento por nuestra atención como equipo. Nunca imaginé que mi ‘yo’ más ‘terrenal’ fuera a llegar, de ese modo, a la familia de aquella persona que se encontraba a las puertas de la muerte en una habitación de hotel.

¿Mi percepción? Un escenario frío, una actitud distante, un mensaje inexperto y dubitativo… ¿Mi sorpresa? Una familia inmensamente agradecida por nuestra atención interdisciplinaria. ¿Mi mayor ilusión? Leer ese mail. Agradecer, desde aquí, a aquellas familias que sí dedican unos minutos en agradecernos nuestra labor con palabras: ¡Gracias!

 

¿Y tu mejor recuerdo profesional? 
El recuerdo que guardo en una cajita de madera con un pañuelo de seda, es una de mis primeras intervenciones como enfermera de CP domiciliarios, tratando la planificación de voluntades anticipadas, mediante el juego de cartas versión en castellano (de vivir con voz propia) de ‘Go Wish Cards’. Mi experiencia: es una herramienta que crea un ambiente distendido y amable para poder hablar sobre el cómo, dónde y con quién me gustaría que fuera mi final.

 

En el proceso final de vida de las personas, ¿Qué aspectos consideras que son los más importantes a tener en cuenta?
Cumplir con la voluntad de la persona que se marcha debería de ser un ‘mantra’ para todo profesional de la salud. Y en especial, los que tenemos la gran suerte de poder abordar y explorar estos temas, antes de que las enfermedades se compliquen tanto que el propio paciente no pueda decidir. Por eso me siento tan afortunada de pertenecer a esta ‘comunidad’ de los CP. 

Respetar las emociones y los tiempos adaptativos de la familia, no es una tarea fácil. Deberíamos ‘pisar con sus zapatos’, observar con ‘sus gafas’ y sentir con ‘sus abrigos’ para poder empatizar con cada caso que tratamos. La Atención Centrada en la Persona (ACP), es otro mantra que llevo en mi mochila de viaje por las calles de Barcelona.

Y no juzgar ni apresurar ninguna conversación incomoda, iría muy relacionado con el punto anterior. Las personas que se enfrentan al final de vida, habitualmente son conocedoras del punto de ‘no retorno’. Muchas veces no lo exteriorizan porque priorizan sus roles familiares, y de esta manera siguen cuidando de sus seres queridos. Observar y escuchar, grandes disciplinas para mi cuaderno. 

"El juego de cartas ‘Go Wish Cards’ es una herramienta que crea un ambiente distendido y amable para poder hablar sobre el cómo, dónde y con quién me gustaría que fuera mi final"

Que la enfermera esté al lado de personas vulnerables y que en ocasiones fallecen, ¿qué les aporta a las personas y a sus familiares?
Aporta humanidad (la cara más cálida de la medicina, para mí, es el cuidado). Creo que la disciplina enfermera es el enlace entre profesionales de salud y pacientes/ familia. ¿A quién busca el paciente/familiar al salir de la habitación del hospital? 

 

¿Nos puedes recomendar un libro? 
Hay varios libros que me han robado el sueño muchas noches. El primero, y por deferencia, colega de profesión y gran persona y profesional que admiro: ‘Cuídate’ de Gemma Bruna y Josep París. Consiguen transportarte a esa salita de estar, a esa habitación, a esa cama de hospital. Felicidades por el trabajo bien hecho, buen tándem.

De mis inicios en los CP: ‘El arte de morir’ de Peter y Elisabeth Fenwick. Me intrigó en mayúsculas las experiencias cercanas a la muerte de los pacientes que atendía en el hospital, que me narraban en mis largas tardes de guardias, y necesité saber más, necesité soporte literario. También está la versión documental… Pero el texto es mucho más puro. 
Y ‘Maldito karma’ de David Safier, que cayó en mis manos de la forma más torpe y fue una lectura de lo más amena y divertida.

 

¿Cuál es tu canción y película favoritas?
Mi artista favorita, sin duda, Ella Fitzgerald. ¿Un tema? ‘Dream a Little dream of me’. Pero me encanta la versión de ‘Creep’ del grupo Postmodern Jazz.
¿Una película? No, dos: ‘Un monstruo viene a verme’, y ‘Coco’. Y un hallazgo de esta semana en Prime: mini serie titulada ‘Días mejores’.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
También te puede interesar
entrevista
Noviembre 21, 2022
6 min
Ester Crusellas es Directora de Recursos Humanos en Sant Andreu Salut (Manresa) y como responsabl...
comunicado
Septiembre 28, 2022
6 min
Ubicado frente al cementerio municipal, el equipamiento llega a su primer aniversario de servicio...
entrevista
Septiembre 21, 2022
6 min
Hablamos con Esther La Osa Blanco, psicóloga en el Centro Residencial Savia de Xirivella (Valenci...