¿Conoces la figura del asesor personal en tanatorio?

asesor personal tanatorio Josep Anton Díaz
Presentamos la figura de
Asesor personal en tanatorio
Febrero 23, 2023
6 min
Conocemos la figura de asesor personal en el tanatorio de la mano de Josep Anton Díaz, responsable de atención a las familias en Barcelona. Su día a día es atender a las familias desde que llegan por primera vez al tanatorio hasta que acaban su es...

Conocemos la figura de asesor personal en el tanatorio de la mano de Josep Anton Díaz, responsable de atención a las familias en Barcelona. Su día a día es atender a las familias desde que llegan por primera vez al tanatorio hasta que acaban su estancia con nosotros.

¿Resumidamente, cuáles son tus funciones? ¿Cómo es tu día a día?

Soy asistente personal, mi trabajo consiste en estar al servicio de las familia desde el momento que llega al tanatorio para empezar el velatorio hasta el momento que se dirigen al cementerio. Desde primera hora controlo el estado de la sala antes de la llegada de los familiares, atiendo a las familias que llegaron el día anterior y compruebo que todo lo contratado con Mémora esté listo. Antes de retirar el féretro para realizar la ceremonia, he comprobado previamente que sacerdote u oficiante, así como músicos e instalaciones estén preparados.  Acompaño a la familia y asistentes al oratorio y después organizo la comitiva fúnebre que se dirigirá al cementerio. Paralelamente, atiendo a las familias que llegan al tanatorio para iniciar el velatorio ese día pero realizarán la ceremonia al día siguiente. En resumen, en un mismo día atiendo a las familias que llegan por primera vez al tanatorio y a las familias que ese día acaban su estancia entre nosotros. 

 

¿Cómo acompañas a las familias en tu lugar de trabajo?

Estar a su disposición para solucionar cualquier eventualidad que pueda surgir es la misión fundamental. Estar a su lado, informarles de los servicios contratados, aclarar cualquier duda que pueda aparecer durante su estancia entre nosotros. Siempre intentado transmitir serenidad y calma. Hay que tener en cuenta el estado emocional con el que llegan al tanatorio. Lo importante es transmitir seguridad, serenidad y profesionalidad, procurando ser sensibles a sus demandas, por muy excéntricas que puedan parecer. 

 

¿Cómo crees que se ve tu labor desde fuera?

No es un trabajo que obtenga un reconocimiento frecuente. En primer lugar porque todo lo relacionado con el sector funerario siempre queda en un poco escondido. En segundo lugar, la pérdida del ser querido es el centro de atención de la familia y si todo va bien, si no surgen contratiempos que la familia considere inaceptables, nuestro trabajo no tiene una visibilidad muy evidente. Y en tercer lugar, muchas veces el precio de los servicios condiciona mucho más la valoración de la familia que la atención que les prestamos. 

Mi misión fundamental es estar a disposición de la familia para solucionar cualquier eventualidad que pueda surgir. Estar a su lado, informarles de los servicios contratados, aclarar cualquier duda que pueda aparecer durante su estancia entre nosotros. Siempre intentado transmitir serenidad y calma.

¿Cómo preparas el funeral de una persona pública?

Contactar con los servicios de protocolo implicados. Decidir el lugar del velatorio, si se realiza en nuestras instalaciones o se instala capilla ardiente en un lugar público. Controlar los elementos que llevaremos a la capilla ardiente. Establecer horarios de inicio y cierre de la capilla; del traslado del féretro al lugar de la ceremonia. Controlar que la capilla ardiente mantenga en todo momento la dignidad que el finado/a merece. Seleccionar el personal que colaborará en la organización de todo el proceso. Gestionar el público que pasará por la capilla ardiente. Estar atento a cualquier novedad que pueda surgir durante la velación. En muchas ocasiones hay cambios de opinión sobre aspectos relacionados con la capilla ardiente, traslado al lugar de la ceremonia, parlamentos durante el acto, etc… Estos servicios de personas con relevancia pública implica una coordinación entre instituciones, familia, público y Mémora que hay que gestionar con bastante mano izquierda. 

 

¿Qué dificultades puedes encontrarte en tu día a día? 

Sobre todo gestionar las demandas de las familias, en muchas ocasiones nos solicitan modificaciones que implicant cambios del proceso y hay que dar satisfacción a esas demandas aún cuando impliquen “saltarse el protocolo establecido”. Otro elemento que distorsiona el día a día es la relación con los proveedores, hay que prever con  antelación posibles incumplimientos y resolverlos sin molestar a las familias. 

Los funerales de personas públicas implican una intensa coordinación entre instituciones, familia, público y Mémora que hay que gestionar con bastante mano izquierda.

¿Qué te impulsó a trabajar en el sector?

Fue un poco por casualidad. En aquel momento buscaba un trabajo que me permitiera seguir con mis estudios y finalmente, lo que tenía que ser un trabajo temporal se ha convertido en la profesión de casi toda mi vida laboral. 

 

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Sobre todo la satisfacción final de la familia. Cuando reconocen el esfuerzo que realizas a pesar de su situación emocional, entonces compruebas que tu trabajo es reconocido y eso te da ánimos para afrontar el día a día.

 

¿Cómo afrontas la muerte?

Intento afrontarla con la naturalidad que implica ser consciente de que un día dejaré de estar en este mundo. De todas maneras, no sé cómo reaccionaré el día que un médico me informe ha llegado el momento… porque una muerte repentina no me dejará mucho tiempo para pensar en ella. 

 

¿Ha cambiado tu forma de vivir la vida y la muerte desde que trabajas en Mémora?

No ha cambiado la forma de vivir la vida porque siempre he decidido en cada momento qué quería hacer y cómo hacerlo. Cuando miro atrás veo que llevo una vida que se acerca bastante a lo que me había imaginado, me siento satisfecho y, por tanto, no me da miedo la muerte. Quizás el hecho de trabajar en Mémora si que me ha permitido ver que la muerte puede llegar en cualquier momento, sin avisar y dejar cosas por hacer…eso si me preocupa. Sobre todo después de lo vivido durante la pandemia de COVID.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
También te puede interesar
paliativos
Junio 18, 2024
6 min
Karla Islas nos habla del paso de su marido por el proyecto de arteterapia en la Unidad de Cuidad...
entrevista
Junio 17, 2024
6 min
Manuel Cañestro nos acerca a una realidad durísima que son los niños con cáncer. Él es voluntario...
Duelo
Mayo 13, 2024
6 min
La pérdida de un ser querido es una experiencia dolorosa y compleja, sin embargo, atravesar el du...