El rol del PADES en el final de vida

PADES Tarragona Mémora
Evitar el pensamiento de "si lo hubiera sabido, hubiera hecho otra cosa"
PADES en el final de vida
Noviembre 16, 2023
6 min
Hablamos con Penélope Ortega, trabajadora social del PADES Tarragona y PADES Nord. "Los pacientes se mueren, todos vamos a hacerlo y eso es inevitable, lo importante es cómo vivimos esta última etapa". 

Hablamos con Penélope Ortega, trabajadora social del PADES Tarragona y PADES Nord. "Los pacientes se mueren, todos vamos a hacerlo y eso es inevitable, lo importante es cómo vivimos esta última etapa". 

¿A qué te dedicas profesionalmente?
Soy Trabajadora Social. He estado en diferentes servicios y, desde hace catorce años, formo parte del equipo PADES Tarragona, recientemente redistribuido en PADES Tarragona y PADES Nord. También colaboro en la escuela de cuidadores de la Fundació la Caixa impartiendo el taller de Recursos Comunitarios, en la Universidad Rovira i Virgili en el grado de Trabajo Social presentando el PADES y en el grado de Enfermería, con mi compañera enfermera Gemma Serra, damos una charla titulada: Humanitzem acompanyant.

 

¿Cuáles son los dos retos profesionales más importantes que tienes en estos momentos?
El primero, adaptarme a todos los cambios que están aconteciendo. Llevamos un año con muchísimos cambios de personal, horario, programa informático, etc. Espero superar este período y que se transforme en una mejor asistencia que llegue a los pacientes y a sus familias.
Y constantemente quiero aprender y mejorar como profesional. Tan importante es lo que hacemos como el cómo lo hacemos. En eso dedico mucha parte de mi tiempo y energía, siempre alerta, compartiendo con mis compañeros, comentando los casos y buscando cómo ser más eficaces.

"Mi trabajo consiste en darles información para que tomen la mejor decisión posible y cuando miren atrás no piensen: si lo hubiera sabido, hubiera hecho otra cosa. No hay sólo un camino, son muchas las opciones que pueden escoger"

Profesionalmente hablando, ¿cuál es tu peor recuerdo?
Siempre intento ayudar pero, en ocasiones, por mucho que hagas no es suficiente porque las familias sólo ven que pierden un ser querido y sólo sienten rabia y frustración. Como profesional, es difícil lidiar con estas situaciones. Recuerdo una llamada telefónica en época de pandemia, el caso nos llegó un viernes, hice un primer contacto informando cómo contactar con el equipo y acordamos activar EAPS (Equipo de Atención Psicosocial). El lunes el paciente había fallecido. Los compañeros hicieron una visita, no dio tiempo para mucho más. Unos días más tarde hice una llamada a la familia, hablé con el novio de una sobrina. Fue muy desagradable, sólo expresaba rabia y no quiso escuchar nada. Más tarde repitió la llamada el psicólogo pero no le fue mejor. Aprendí que no podemos hacer más de lo que nos dejan hacer y, en ocasiones, sólo podemos encauzar su malestar.

 

¿Y el mejor recuerdo profesional?
De estos hay muchos. Después de trabajar tanto tiempo en PADES, he acompañado a muchos pacientes y a sus familias. Ver cómo transcurren este periodo con tranquilidad y entereza, despidiéndose de los suyos y dejándose cuidar. También la calma que esto aporta a sus familiares. Recuerdo una carta de agradecimiento de una hija que había perdido a su padre pero agradecía el haberlo acompañado y que les hubiéramos ayudado a hacerlo de la mejor manera posible. Esto da sentido a nuestro trabajo.

 

En el proceso final de vida de las personas, ¿qué te parece más importante?
Acompañar, permitir que cada persona lo viva de la mejor manera posible, respetar los tiempos, ayudar a las familias a cuidar y a cuidarse, aceptar y no vivir ese periodo luchando para evitar lo inevitable. Los pacientes se mueren, todos vamos a hacerlo y eso es inevitable, lo importante es cómo vivimos esta última etapa.

 

Estar al lado de las personas que sufren o mueren, ¿qué aporta (a los pacientes y a sus
familiares)?

Ayudar a vivir este periodo de la mejor forma posible. Una cosa que les digo siempre es que mi trabajo consiste en darles información para que tomen la mejor decisión posible y que, en un futuro, cuando miren atrás no piensen: si lo hubiera sabido, hubiera hecho otra cosa. No hay sólo un camino, son muchas las opciones que pueden escoger, no hay una mejor que otra, depende de cada caso. Y creo que es muy importante la visión del equipo interdisciplinar que acompaña. No es un profesional, ni son solo dos ojos. Somos diferentes profesionales, con diferentes disciplinas, nos complementamos con un mismo fin: ACOMPAÑAR.

"Me gustaría poder despedirme pero, por si acaso, no tengo conversaciones pendientes. Todos mis seres queridos saben que los quiero"

¿Cómo afrontas la muerte?
Entiendo y acepto la muerte como parte de la vida. No creo se pueda vivir plenamente sin aceptar la muerte, son dos caras de una misma moneda. Yo me centro en vivir lo mejor posible, en ser feliz y tener una vida plena. Y espero poder afrontar así mi muerte, me gustaría poder despedirme pero, por si acaso, no tengo conversaciones pendientes. Todos mis seres queridos saben que los quiero, que no me quiero morir ni los quiero dejar pero que un día me iré y, lo importante, es todo lo que hemos compartido juntos. He hablado de la muerte con mis seres queridos, espero que no haya dudas al respecto.

 

¿Nos puedes recomendar un libro?
Cualquier libro de Elisabeth Kübler-Ross. Los que explican en primera persona su experiencia ante la muerte. “Paula” de Isabel Allende. “Recuerda que vas a morir. VIVE” de Paul Kalavanithi. "El humor de mi vida" de Paz Padilla, es un libro con un buen mensaje escrito de una manera muy sencilla y con la capacidad de llegar a un público muy heterogéno; una buena herramienta para difundir. Pero si he de recomendar sólo uno, me quedo con “Los secretos que jamás te contaron: Para vivir en este mundo y ser feliz cada día" de Albert Espinosa. 

 

¿Música y película favorita?
Tears in Heaven de Eric Clapton, no sé si volveré a ver a todas esas personas increíbles que se fueron antes que yo, pero me encantaría. Y una música muy especial para mí es el Padre Nuestro en Arameo de Harpa Dei, me acompaña muchas veces en mis meditaciones, oigo la primera campanada y ya siento cómo se transforma mi estado de ánimo.
Película “Coco”. Vivimos en una sociedad que dedica mucho esfuerzo a ignorar la muerte y parece que sea un problema mostrarla a los niños. Ignorar los problemas nunca debería ser una alternativa, tenemos que ver cómo los abordamos. Me gusta cómo se muestra la muerte en esta película y la banda sonora me encanta: ¡RECUÉRDAME!

ARTÍCULOS RELACIONADOS
También te puede interesar
diversidad religiosa
Febrero 23, 2024
6 min
Duellum, una guía sobre celebraciones funerarias religiosas elaborada por Audir (Asociación Unesc...
entrevista
Febrero 22, 2024
6 min
Entrevista a Carmen Torella, terapeuta de gestión emocional. Se dedica a acompañar a personas que...
diversidad religiosa
Enero 30, 2024
6 min
En Mémora estamos comprometidos con la normalización de la diversidad religiosa y cultural, y por...