Editorial: Se pospone la rebaja del IVA en el sector funerario, a pesar de haber sido aceptada a trámite con amplia mayoría en una Proposición no de Ley

Hace unos días, la Comisión de Hacienda y Función Pública del Congreso aprobó formalmente y con amplio consenso una PNL (Proposición No de Ley) para la bajada del IVA de los servicios funerarios al 10%, en lugar del 21% actual. Se trata de una cuestión que llevábamos tiempo debatiendo profesionales y directivos del sector así que la considerábamos una buena noticia para compartir y comentar con todos vosotros en este Newsletter. Lamentablemente, las últimas noticias es que de momento esta bajada no ha sido contemplada en los presupuestos recientemente aprobados.

Desde el año 2012, cuando se produce la subida del IVA en nuestro sector, hemos estado trabajando desde las empresas y desde la propia PANASEF (Asociación empresarial que reúne a la mayor parte del sector funerario) para reivindicar e intentar buscar una solución a una medida que siempre hemos considerado injusta. La subida del IVA está afectando principalmente a las familias que han visto incrementar su factura entre 300 y 500 euros en un servicio esencial y básico, como es el servicio funerario.

Así pues, estábamos un poco más cerca de lo que llevábamos persiguiendo desde hace cinco años. Estábamos muy satisfechos de la proposición elevada al Congreso y ello nos animaba a pensar que la reducción del IVA de un 21 a un 10% pudiera ser una realidad en un futuro cercano. Hay que recordar que España es uno de los países europeos que más grava a los servicios funerarios. En países como Italia, Irlanda y Portugal, los servicios funerarios están exentos y no tributan IVA. 

Asimismo, y si tomamos como referencia otros sectores que prestan actividades similares a las propias del sector funerario y que podemos comparar con nuestros servicios, aun se hace más complicado entender nuestro 21%. Por ejemplo, el sector hotelero está gravado con un IVA del 10%; ¿no podía asimilarse la misma función a las salas velatorio y oratorios de los tanatorios? El transporte está gravado en un 4%, ¿sería posible aplicar este tipo al transporte de difuntos al igual que se aplica en el transportes de viajeros vivos? El sector sanitario en nuestro país está exento de IVA, mientras que las prácticas sanitarias que llevamos a cabo están gravadas al 21%...

Ante todo este escenario nos cuestionamos, ¿cuesta tanto entender que un servicio funerario es un servicio esencial para las familias y así debe considerarse también en términos impositivos? ¿Es más “esencial” para la población española la rebaja sí contemplada en los presupuestos del tipo de IVA de las artes escénicas, los conciertos, el circo y los toros?

Juan Jesús Domingo
CEO Mémora