Área Profesional

"Poder escuchar el tiempo que necesite cada persona es un privilegio"

Hablamos con Ana Farré, trabajadora social en el Hospital Sociosanitario de L'Hospitalet y desarrolla su labor diaria dentro del servicio de cuidados paliativos.
 
¿Cuáles son los dos retos profesionales más importantes que tienes en estos momentos?
En primer lugar, realizar más formación y el segundo reto es la investigación.
 
Profesionalmente hablando, ¿cuál es tu peor recuerdo?
La soledad. Murió un paciente con demencia avanzada, no estaba tutelado, y tuve que realizar las gestiones del funeral porque él no tenía familia ni amistades. Me pareció muy triste que no hubiera nadie que pudiera elegir lo que él hubiera preferido y me vi escogiendo por él su entierro.
Esto fue al principio de empezar a trabajar como trabajadora social en Sociosanitario y aún no se tenía presente el trabajo en equipo en materia de la Planificación de decisiones anticipadas.
 
Como trabajadora social, ¿qué es lo que más te llena del día a día profesional?

El poder sentir que eres de ayuda para el otro, muchas familias y pacientes te dan las gracias por el hecho de escuchar y comprender lo que están pasando. Estamos en un momento de deshumanización generalizada, el poder hacer todo lo que está en tus manos para poder aliviar la angustia en momentos de crisis, son acciones que tanto el enfermo como la familia lo agradecen y te llenan como profesional y como a persona.
 
A veces pensamos sólo en recursos, cuando sabemos que los recursos son escasos, pero son muchas las acciones que podemos hacer para ayudar. Por ejemplo, poder escuchar el tiempo que necesite cada paciente y cada familia es un privilegio que no todos los profesionales tienen como prioridad.
 
En el proceso de final de vida, ¿qué te parece más importante?
Poder escoger libremente en cada momento tu proceso con dignidad, tus tratamientos, dónde quieres estar (si en casa o ingresado), a quién quieres hacer partícipe, tener solucionados los temas económicos / administrativos, estar con las personas que realmente te importan ... no dejar nada pendiente que decir. En definitiva, poder despedirte para marchar tranquilo.
 
Estar cerca de personas que sufren o mueren, ¿qué te aporta?
En primer lugar, pensar en la muerte y ser consciente de mi propia muerte o de la muerte y el sufrimiento de mis familiares y amistades. Es un aprendizaje constante y una lección de vida. Me hace ser consciente del tiempo y de cómo lo he de aprovechar, porque no siempre hay un mañana. Creo que ahora intento ser consciente de no dejar cosas por decir a las personas que quiero. Aun así me queda pendiente hacer cosas legales como realizar las voluntades anticipadas (aunque tengo dicho a familiares y amigos como quiero que sea mi final, pero no lo realizado de forma escrita).
 
¿Nos puedes recomendar un buen libro?
Instrumental de James Rhodes.
 
¿Música y película favorita?
Memorias de África.