Área Profesional

"La musicoterapia ayuda al paciente"

La musicoterapia es una técnica no farmacológica basada en la música e interpretada por musicoterapeutas: personas que tienen conocimientos de música, los cuales se aplican a la atención de personas con problemas, generalmente, orgánicos, pero también, psicológicos. Mémora apuesta por la musicoterapia desde su colaboración con el Hospital del Mar. Hablamos con el Dr. Josep Planas, impulsor del proyecto:

-Como surge el proyecto?
Comenzamos con la Unidad de Paliativos, cuando en 2013, desde nuestra unidad queríamos implementar alguna línea de tratamiento con terapias no farmacológicas. Contactamos con el director del Máster de la Universidad de Barcelona (UB) de Musicoterapia, y al constatar que era un proyecto potente y nuevo decidimos participar, gracias a la financiación de Mémora.

-¿Qué valoración hace?
En estos momentos atendemos cada año a unos cien pacientes con cáncer avanzado y terminal, ingresados ​​en paliativos. En general, los pacientes reciben cuatro sesiones de musicoterapia de la mano de profesionales formados. Los resultados en bienestar y confort son totales. También hacemos una función docente en el mismo máster de la UB, así como investigación.

-Y los participantes?
Sistemáticamente, a toda persona que accede a la unidad se le propone participar. En torno al 70-80% de los pacientes se suman. Los ayuda a su bienestar, si distracción y en la comunicación: sacan cosas de dentro, que de otra manera no sacarían. los pacientes eligen sus canciones favoritas, pero también interpretan instrumentos y cambian letras de canciones.

-¿Cuál es el valor de la música?
Se convierte en un instrumento de comunicación fundamental. Por lo que es una buena forma de expresar sentimientos. En las primeras entrevistas, los musicoterapeutas interesan por los gustos de las personas. Y la terapia se adapta a cada uno de ellos. a pesar de la gran variedad de gustos, tengo que decir que la canción catalana de los años 70 y 80 tiene una gran predilección.

-Es importante despedirse en paz.
La musicoterapia es una herramienta más. No es curativa. Forma parte del engranaje de trabajos y profesionales que participan en el proceso final. pero sí que ayuda a la hora de ser una forma de expresión. Despedir con música, también es una forma de dejar un testamento más allá de lo económico, es un testamento de valores.

-Más que una terapia.
La docencia, pero sobre todo, la investigación son vitales, incluso más que la propia terapia. Es la manera de demostrar que realmente funciona, y que se puede implementar en otras áreas.

-Tenemos resultados?
Hemos realizado dos publicaciones. En la última, hemos demostrado que hay cambios cerebrales gracias a la musicoterapia. Se activan las áreas de bienestar y disminuyen las zonas que no son bienestar. Hay un cambio hacia el placer. Y eso, además de ser el testigo del paciente, es la constatación numérica de su eficacia.